El Club

Hablar de Judo en Valencia es hablar del Ronin que, con su dilatada historia deportiva, contribuyó y contribuye a la gloria del Judo Valenciano, aumentando su prestigio a cotas tanto provinciales como nacionales o internacionales.

El profesorado, compuesto por experimentados entrenadores personales, siempre está supervisado por maestros nacionales de Judo y defensa personal.

Acogemos a gente desde los 3 años hasta los 100, en horarios asequibles (ver clases).

Como ya aconsejó isócrates a demónico, «Entrégate a los ejercicios corporales, no a los que acrecientan la fuerza, sino a los que contribuyen a la salud» y nuestro Judo lo es y así es declarado por la OMS como deporte muy adecuado para la psicomotricidad y la estabilidad emocional y para cualquier edad.

Hay un proverbio oriental que dice : «Un viaje de mil kilómetros, comienza con un paso…». y así hacemos nosotros con nuestr@s alumn@s, progresar de una manera lenta, pero segura, asegurándonos de que en el siguiente «paso» no van a abandonar el deporte, inculcándoles valores continuados de respeto y amistad hacia los demás.

En una palabra, forjándolos para el futuro, no sólo del deporte, sino de la difícil «competición » que es la vida.

Y así nos lo refrendan infinidad de médicos, ingenieros, abogados y trabajadores muy cualificados en general en sus buenos puestos de trabajo (algunos ya jubilados) que se acercan por el Ronin a saludarnos y a ver a aquellos que están emprendiendo el camino del bien y del buen hacer. U nos vuelven a encomendar a sus hijos, nietos, amistades…, en un clima de confianza absoluta en el que, con seguridad, seguirán sus pasos.

No sólo enseñamos a ganar, sino también a aceptar la derrota elegantemente y a saber utilizarla como estímulo para superarnos.

Sus fundadores Ignacio Alcíbar Arrasate y Jesús Alcíbar Arrasate proceden de Francia. En 1956, Ignacio se fue a París donde aprendió y entreno judo, hasta lograr el cinturón negro y fue subcampeón de Francia de cintos marrones (1959).

Regresó a españa para realizar su servicio militar, destinado en Madrid, durante los años 1959-1960 permaneciendo allí durante este tiempo, dando clases de judo en el club de Fernando Franco.

En octubre de 1961, empieza a funcionar el Ronin dirigido por Miguel Jiménez, donde el profesor seria Ignacio y posteriormente llegaría su hermano Jesús. El judo de los hermanos era entonces proporcional, en su diferencia con el nuestro, al que existía entre Francia y España. De una calidad técnica exquisita, maneras espectaculares, rápido y muy agresivo.

Ya en 1962 el club Ronin pasa a manos de los hermanos Alcíbar dando origen a una larga trayectoria de tradición y exitos.

Nuestras instalaciones

El tatami, cuna de campeones.

tatami

Además, en nuestras instalaciones disponemos de una completa sala destinada al entrenamiento funcional. Puedes visitar nuestra página web dedicada a esta disciplina en roninval.es